martes, 24 de marzo de 2009

La Rueda de Falkirk

La Rueda de Falkirk, es un ascensor para barcos que conecta el canal Forth-Clyde con el canal Unión.
Fue construida por Butterley Engineering de Ripley, dentro del Plan Milenio para reconectar los canales, que ya estaban conectados por una serie de 11 esclusas. Este sistema fue cayendo en desuso dejando el canal cortado hasta que la Comisión del Milenio decidió regenerar los canales de Escocia central para conectar Glasgow con Edimburgo nuevamente. Se convocó a un concurso que fue ganado por la propuesta de la Rueda de Falkirk. Como no podía ser de otra forma, y tratándose de una obra de ingeniería tan poco convencional, se aprovechó para hacer un restaurante, un centro de visitantes y convertir la rueda en un reclamo turístico.


La clave del diseño de este singular sistema es que, en este punto, el desnivel entre los canales es de 24 metros, haciendo inviable la construcción de un sistema de esclusas convencional.
La rueda tiene un diámetros de 35 metros y tiene forma de hacha celta. En cada extremo hay un cajón colocados como si de una noria se tratara. Estos cajones son los que se llenan de agua para transportar los barcos.



La rueda, que tiene un diámetro total de 35 metros, consta de dos brazos opuestos que se extienden 15 metros a partir del eje y que tienen una forma que recuerda un hacha celta, de doble cabeza, situados a unos 25 metros uno del otro sobre un eje de 3,5 metros de diámetro. Dos canastas o cajones diametralmente opuestos, con capacidad de 300 metros cúbicos cada uno, llenos de agua, se encuentran en el centro de cada orificio de los brazos, a modo de dos cunas que giran como en una rueda de la fortuna.



A pesar de la apariencia el sistema, que funciona con unos rodamientos gigantes que mueven los dos cajones ( siempre pesan lo mismo gracias a la ingeniosa aplicación del Principio de Arquímedes), utiliza una cantidad de energía muy pequeña, el equivalente a hervir 8 ollas de agua.

Fue puesta en marcha el 24 de mayo de 2002 por Isabel II del Reino Unido como parte de las celebraciones de sus Bodas de Oro con la Corona. La ceremonia tuvo un retraso de un mes debido a una inundación causada por actos de vandalismo que obligaron a abrir antes las compuertas.
Su uso es exclusivamente turístico y tiene unos precios de 8 £ para adultos y 4 £ para niños.

Fuentes: wikipedia y www.thefalkirkwheel.co.uk

4 Comments:

Clares said...

Increible, me quedo pasmada. El ingenio humano no tiene límite. Hay un débito de este mecanismo con otro ingenio que es el de la noria árabe, que en mi tierra tenemos unas cuantas, ya en desuso, claro, que se han convertido en piezas de arqueología industrial.

Paolita said...

PASO SALUDANDO MAL BICHO

PMM said...

Seguro que es digno de ver in situ. El canal de Panamá se queda pequeño.

Chicho said...

Me quedé pasmado...impresionante...

blogger templates | Make Money Online